Portal Zitacuaro
Sección Noticias
Tres muertos, entre ellos dos niños, saldo del ataque del Ejército en Aquila
Autor | Fuente http://www.proceso.com.mx/?p=411055 | Fecha 21/Jul/2015

AQUILA, Mich. (apro).- La comunidad indígena de Santa María Ostula confirmó hoy que dos menores y un adulto perdieron la vida y un número indeterminado resultó herido en el operativo conjunto que desplegó ayer en esa región de la costa michoacana el Grupo de Coordinación Michoacán, conformado por fuerzas federales, estatales y municipales.

En un comunicado emitido en las primeras horas de este lunes, la comunidad detalló que las víctimas mortales son Herilberto Reyes García, de 12 años; Neymi Natali Pineda Reyes, de 6, y Melesio Cristiano, de 60. Los tres murieron por los impactos de los uniformados.

Asimismo reportó que durante la irrupción de las autoridades fueron detenidos Cemeí Verdía Zepeda, primer comandante de la Policía Comunitaria de Ostula y el coordinador general de las Autodefensas de los municipios de Aquila, Coahuayana y Chinicuila, Refugio Serrano, un comunero de la región. El tesorero del Comisariado de Bienes Comunales de Santa María Ostula se salvó de caer preso porque estaba ausente durante la irrupción de las fuerzas policiales.

Según la comunidad indígena, hasta ahora se desconoce el paradero de Refugio Serrano.

Por lo pronto, las comisiones Nacional y Estatal de los Derechos Humanos ya tomaron cartas en el asunto y enviaron a un grupo de visitadores para indagar la actuación de las autoridades federales, estatales y municipales en los sucesos en los que perdieron la vida los dos menores y el adulto en la comunidad de Ixtapilla, municipio de Aquila.

En entrevista telefónica, el ombudsman michoacano precisó que el expediente del caso quedó registrado con el número 201/2015.

Informado de los sucesos, el gobernador electo de Michoacán, Silvano Aureoles Conejo, se reunió con el general Pedro Felipe Gurrola Ramírez, mando especial de seguridad para la entidad, en las instalaciones de la 21a Zona Militar. En el encuentro estuvieron presentes también el general de Brigada y comandante de la Zona, José Francisco Morales Cázares; Florentino Coalla Pulido, delegado de la Secretaría de Gobernación; Armando del Río Leal, delegado del Centro de Investigación y Seguridad Nacional, y el responsable del equipo del gobernador electo, Adrián López Solís.

En la reunión, el gobernador electo refrendó su respaldo a la institución armada y su compromiso de mantener comunicación constante y con pleno respeto a los ámbitos de competencia, con el gobierno federal, pero dijo que se encuentra sumamente preocupado por lo ocurrido del día de ayer en Ostula.

“Esto simplemente no puede seguir ocurriendo en Michoacán, es necesario construir las condiciones de seguridad idóneas para que los ciudadanos tengamos paz y tranquilidad, por eso continuaré con estos encuentros que mediante una comunicación institucional, abonarán de manera importante a lograrlo”, subrayó.

Aureoles puntualizó que se encuentra revisando a detalle dichos acontecimientos, “para que esto no vuelva a ocurrir, es dolorosa la pérdida de vidas humanas y más cuando se trata de niños, sabemos que la situación no es fácil pero con un trabajo coordinado podremos, a partir del primero de octubre, generar las condiciones para que Michoacán salga adelante”.

Por separado, la Red Nacional de Organismos Civiles de Derechos Humanos Todos los Derechos para Todas y Todos (Red TDT) confirmó la muerte de otras dos personas en Santa María Ostula, Michoacán, con lo que suman tres los fallecidos por los disparos de militares contra civiles registrados el domingo 19.

De acuerdo con la actualización de la Acción Urgente emitida por la Red TDT, compuesta por 74 organizaciones civiles en 22 estados del país, a la muerte del niño Heriberto Reyes García, de 12 años, reportada ayer, este lunes se sumaron los decesos de la niña Neymi Natali Pineda Reyes, de 6 años, y de Melesio Cristiano de 60 años, así como varias personas heridas.

Con información de la Asociación Jalisciense de Apoyo a los Grupos Indígenas (AJAGI) y del Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas, miembros de la Red TDT, en el comunicado se explica que el domingo ocurrieron dos enfrentamientos en las comunidades de El Duin y La Ixtapilla, “donde los militares usaron gas lacrimógeno y comenzaron a disparar de manera indiscriminada”.

La Red TDT lanzó la AU luego de que el domingo recibió información de la “actos de agresión y detención de personas que integran la Policía Comunitaria de la comunidad de Ostula en el municipio de Aquila”, Michoacán.

El documento recuerda que el ataque perpetrado por militares contra la población civil que protestaba por detenciones a policías comunitarios, entre ellos la de Cemeí Verdía, realizadas “sin mostrar ninguna orden de aprehensión”.

El comunicado de la Red confirma que el comandante de la Policía Comunitaria de Ostula y también coordinador de las autodefensas de los municipios de Aquila, Chinicuila y Cohayana, fue presentado ante la delegación de la Procuraduría General de la República (PGR) en Morelia por posesión de armas de fuego de uso exclusivo de las fuerzas armadas.

Tras señalar que el “operativo sorpresa, detenciones y agresiones directas del Ejército mexicano en contra de la Policía Comunitaria” ocurrió “a menos de dos meses de haberse registrado el tercer atentado, el pasado 25 de mayo, a manos de la delincuencia organizada que perpetró la emboscada” en contra del comandante Verdía, la Red TDT exigió protección para los pobladores de Ostula.

La red de organizaciones de derechos humanos llamó a las autoridades competentes a tomar “medidas urgentes y garantías de protección a la vida e integridad de la población de Santa María Ostula”, así como el cese de “los ataques armados del Ejército”.

Al señalar que las comunidades indígenas de Aquila nombraron a un nuevo comandante de la Policía Comunitaria, la Red TDT llamó a privilegiar la “concertación por parte de autoridades federales, instalando una mesa de diálogo urgente, toda vez que se ha acudido a diversas instancias a fin de evitar nuevos actos de violencia, cuyas denuncias permanecen en la impunidad”.

Las organizaciones que integran la Red exigieron “respeto al derecho a la libre autodeterminación y autonomía de los pueblos, tal como lo ampara el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y demás instrumentos de Derechos Humanos”.

En el comunicado, la comunidad indígena de Santa María Ostula refiere que la población fue severamente agredida por parte de fuerzas federales, estatales y municipales y responsabilizaron a soldados del Ejército de la detención del comunero Refugio Serrano, cuyo paradero se desconoce hasta ahora.

“En dicha acción, con el propósito de hacerse pasar por comuneros y provocar que la comunidad se enfrentara con el Ejército, se robaron radios de comunicación que utiliza la comunidad para resguardar su territorio comunal. También fue robado el sello del Consejo de Vigilancia”, denunciaron.

Incluso, narraron que luego de la detención de Cemeí Verdía la comunidad estableció diversos retenes en cada Encargatura, con el objetivo de evitar la detención de más miembros de la comunidad.

“Sin embargo, aproximadamente a las 17:00 horas, fuerzas federales y estales agredieron los retenes colocados por miembros de la comunidad en las Encargaturas de Xayacalan y el Duin que se encuentran sobre la carretera 200, Lázaro Cárdenas-Manzanillo. En estos puntos las fuerzas federales utilizaron sus vehículos para impactar los retenes de la Policía Comunitaria e incendiaron varias camionetas y tráileres que ahí se encontraban”.

También, acotan, utilizaron gas lacrimógeno para agredir a los comuneros.

Posteriormente, fuerzas federales dispararon de forma indiscriminada contra miembros de la comunidad que se encontraban en la Encargatura de Ixtapilla, ubicada sobre la carretera 200 Lázaro Cárdenas-Manzanillo.

Ahí, dicen, fueron asesinados Herilberto Reyes García, Neymi Natali Pineda Reyes y Melesio Cristiano.

Cemeí Verdía Zepeda fue trasladado en helicóptero hasta la ciudad de Morelia, donde fue consignado por “probable violación a la Ley de Armas de Fuego y Explosivos y su probable participación en delitos relacionados con la destrucción de material electoral”.

Según la comunidad indígena de Santa María Ostula, eso viola los acuerdos que habían sido firmados entre la comunidad y el gobierno en los que se establecía el compromiso de respetar la policía de la zona.

Por la mañana circuló un audio de cómo sucedieron los hechos. El audio se atribuyó inicialmente a un elemento de la Policía Federal, pero la corporación negó la paternidad de la grabación proporcionada por el Padre Goyo a distintos medios de comunicación.

Dice el reporte:

“Con esta fecha que es 19, 07, 2015, y siendo las 5:30 horas del domingo, se dieron los siguientes hechos (en el referido tramo carretero) en donde me tocó presencia una manifestación física de la comunidad de Ostula, en inmediaciones de Ixtapilla, en donde Defensa Nacional 86 batallón de infantería, violentaron los derechos donde presenciaban niños, niñas, mujeres y hombres, la cual informo a las autoridades competentes, los uniformados abrieron fuego con sus armas de cargo, resultando dados por arma de fuego el niño Héctor Reyes”.



Recomendaciones
Comenta
Búsqueda en el Portal
Categorias
Locales
Estatales
Nacionales
Internacionales
Deportes
Ciencia y Tecnologia
Siguenos en Facebook
Directorios

Antros y Bares

Boutiques

Cafes

Dentistas

Educación

Fotoestudios

Gimnasios

Herrerias

Hospitales

Hoteles

Motociclismo

Parques

Partidos

Pastelerias

Perfumerias

Restaurantes

Varios

Venta y Reparación de Celulares

Viajes
Clima
Nuestra Cadena


Sitio Web de Entretenimiento, donde podrás encontrar noticias, información de eventos, promociones, vida nocturna, galerias de sociales, radio, entre otras cosas.
Para más información, nos ponemos a sus ordenes en los teléfonos 715 114 0029 con en Ing. Martin Tapia o al 715 159 8043 con el Ing. Octavio Arellano.
La marca y logotipos son derechos reservados y registrados, queda prohibida la reproduccion total o parcial de este sitio web sin el permiso de